Se fundamenta en el uso de plantas medicinales para el tratamiento de determinadas alteraciones fisiológicas.
Estas plantas medicinales se utilizan con las mismas premisas que en la medicina china,  se debe tener en cuenta la naturaleza, el sabor y el meridiano en el que actúa.
La fitoterapia es uno de los pilares de la terapéutica china, aunque menos conocida en Occidente.