Una adecuada nutrición es fundamental en el mantenimiento y mejora de la salud de cada uno. Cuando el cuerpo sufre un desequilibrio, si se modifica la dieta, la salud se recupera más fácil y rápidamente. No se trata de pautas fijas, sino de adaptar la alimentación, por ejemplo aumentando o disminuyendo el consumo de ciertos alimentos o la forma de cocinarlos.

Dietética